Nacional Pais

Más de 400 mil personas esperan por una consulta odontológica en Chile

Expertos aseguran que la salud bucal “no ha sido prioridad” y que se mantiene como “deuda histórica”. Hasta agosto, los pacientes pendientes en este ámbito constituían el 25 % del listado general de especialidad.

La lista de espera para una consulta de especialidad en Chile concentró en agosto de este año, según los últimos informes del Ministerio de Salud presentados al Congreso sobre ese ámbito, un total de 1.620.512 personas. De ellas, 411.179 eran para especialidades odontológicas. Es decir, el 25% del total de la lista lo conforman pacientes con problemas de salud bucal.

Si se revisan los informes de enero de este año, se visualiza una situación muy similar. De un total de 1.602.150 personas en la lista de espera para consulta de especialidad en esa fecha, 412.232 eran para horas odontológicas. Mientras que en los registros correspondientes a enero de 2016, había 367.907 pacientes. Y en marzo de 2015 la lista era de 322.997 personas.

Esta área supera otras consultas médicas, como oftalmología, otorrinolaringología y traumatología, las cuales, según el mismo informe, “son las que mantienen el mayor volumen de interconsultas en espera, concentrando el 40,88% del total de la lista de especialidades médicas”.

Asimismo, en el documento se destaca que “en el caso de las especialidades odontológicas, las consultas por cirugía bucal, cirugía y traumatología máximo facial y endodoncia representan la mayor cantidad, con un 64,58%”.

Según un análisis realizado por Fundación Sonrisas, organización que analiza temas de salud bucal en Chile, en la lista de espera para consultas odontológicas, el 56% de las mismas se concentra en el grupo etario de entre 15 y 64 años. Asimismo, el análisis de la fundación arrojó que las regiones con más espera son Los Ríos, con un 48% del total, seguida por Aysén y la de Atacama, ambas con un 36%, y la de O’Higgins, con 32%.

Daniela Wyndham, encargada de Incidencia en Políticas Públicas de la Fundación Sonrisas, indicó que esta situación es atribuible a que “la salud bucal no ha sido prioridad. Chile tiene una deuda histórica en este aspecto, que no ha sido entendido desde el enfoque de la sociedad civil. Cuando las personas no tienen acceso a la salud bucal, pierden herramientas importantes de desarrollo social, familiar personal y laboral”.

En lo práctico, Wyndham apunta a que incide la “falta de sillas odontológicas en el sistema público y una mayor capacidad resolutiva de los recintos de salud y no necesariamente a la falta de odontólogos”.

Programas

Actualmente existen programas de salud bucal del actual gobierno, como “Sembrando Sonrisas”, enfocado a niños de dos a cinco años; “Más Sonrisas para Chile”, enfocado a mujeres de 15 años y más; atención integral a estudiantes de cuarto año de educación media, adolescentes de 12 años y menores de 20, y la atención odontológica para embarazadas. Todo esto, sumado a los cuatro problemas de salud odontológicos que están garantizados en el GES.

Asimismo, el programa de formación de nuevos especialistas del gobierno incluyó 400 becas en especialidades básicas y hospitalarias para médicos y odontólogos de Atención Primaria.

Sin embargo, según Wyndham, son escasos los programas para el grupo etario de entre 15 y 64 años, que es el que concentra más del 50% de la lista de espera.

“Ahí es donde más desarrollas tu rol social y, por lo mismo, queremos que haya mayor cobertura en este grupo etario”, enfatizó Daniela.

Desde el Colegio de Dentistas de Chile, su presidente, Jaime Acuña, apuntó que durante la actual administración de gobierno “no hubo una política o programa para disminuir la lista de espera odontológica, y así lo muestran las cifras actuales, y el hecho de que no se generaron horas sillón nuevas”, indicó.

Agregó que “al comenzar esta administración se le presentó a las autoridades la propuesta de hacer centros de especialidades odontológicas adosados a los consultorios, de manera que los pacientes, en vez de esperar la hora en un hospital, lo hicieran en la Atención Primaria de Salud. Lamentablemente, no nos tomaron en cuenta”.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: