Región

Más de la mitad de actos violentos de 2016 afectaron a contratistas forestales

Pese a que el Barómetro de Conflictos con Connotación Indígena de 2016, que publica la Multigremial, evidencia una reducción de un 21% de los hechos violentos con estas características en la Región del Biobío (son 13 casos menos), también evidencia de forma clara que los grupos o personas que realizan estas acciones concentran su actuar en los contratistas, camioneros o trabajadores que prestan servicios a las empresas forestales.

De los 48 hechos denunciados el año pasado, más de la mitad apuntaron a este segmento (ver infografía). De hecho, el registro de la Asociación de Contratistas Forestales (Acoforag) da cuenta que 65 de las 123 maquinarias afectadas por ataques incendiarios en 2016 estaban en el Biobío.

El daño económico superó los $8 mil millones.

Además, el documento de la Multigremial de La Araucanía refleja que el ataque incendiario o delito de incendio sigue en aumento y es la acción que más se ejecuta por los grupos violentistas. Hubo 36 hechos de estas características, un 89% más que en 2015.

FORESTALES

Para la Asociación Gremial de Contratistas Forestales (Acoforag) el balance de lo ocurrido el año pasado refleja que los hechos delictuales de esta índole se han concentrado en los contratistas forestales.

Aseguraron que ahora no sólo les queman la maquinaria, sino también los trabajadores están resultando lesionados por disparos que perpetran estos grupos.

“No es lo mismo, desde el punto de vista de la repercusión social, que te quemen un camión a que a la misma empresa contratista que ya le habían incendiado una máquina, también lleve nueve trabajadores baleados, como es la que pasó con la empresa Kupal”, planteó el asesor jurídico de Acoforag, Rodrigo Ruiz.

El jurista sostuvo que esa situación se da principalmente en esta área del mundo forestal porque los contratistas forestales son el brazo productivo de las grandes empresas, como Arauco, CMPC, Volterra y otras.

“Los que dan la cara y los que trabajan son las empresas contratistas (…), son los que ponen a los trabajadores y asumen el riesgo real. Son los que laboran en el bosque y obviamente siempre son los que van a resultar baleados o heridos, porque son el cuerpo de la empresa forestal”, declaró Ruiz.

El presidente regional de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones (Cndc), Germán Faúndez, sostuvo que efectivamente los hechos en contra de los contratistas forestales se incrementaron este año. El 2015, las denuncias, según el Barómetro, llegaron a once.

Al igual que el jurista de la asociación, Faúndez expuso que se enfocan en este grupo para hacer ver el punto de vista que tiene contra las forestales. “Lo hacen a través de terceros, que son quienes le prestan un servicio a las forestales. Son los camioneros y las personas que trabajan en las máquinas los que están en el frente de la cosecha de la madera”, declaró el presidente regional de la Cndc.

En cuanto a que el número de ataque incendiarios aumentó, Ruiz opinó que se debe a que la destrucción es lo que más resultado ha dado, en el contexto de un discurso de reivindicación territorial.

“¿Con eso qué es lo que logras?, sacar a la gente de la zona. Hay empresas que ya no pueden ni seguir trabajando porque las pérdidas son millonarias y nadie se quiere exponer a trabajar en la zona roja”, mencionó el asesor jurídico de la Acoforag.

EXPECTATIVAS

Faúndez tiene la expectativa de que la tensión en la denominada zona roja bajará, a propósito de los incendios que han afectado a la región y gran parte del país

“Si siguieran quemando camiones serían la guinda de la torta (…). Creo que va a haber una tregua, que es lo que esperamos que pase”, comentó el dirigente de los camioneros.

No obstante, aclaró que si se siguen realizado esas acciones el “Gobierno va tener que actuar con mano más dura, como lo ha hecho con la gente que provocó los últimos incendios. Debería tener esa misma rapidez para encontrar a los que han quemando los camiones y maquinarias.”

Sobre este punto, el abogado de la Asociación de Contratistas expuso que si estos hechos violentos siguen en aumento las autoridades deberán tomar acciones para garantizar el Estado de Derecho.

“Si frente a los incendios se declaró el estado de Catástrofe, ¿qué tanto menos grave es que no te dejen trabajar, que tengas maquinaria quemada o trabajadores heridos (…)? Si seguimos en esta misma ola, no es descabellado que vamos a tener una zona en la que también va a tener que haber un estado de Excepción para garantiza en términos reales y no ficticios el Estado de Derecho “, expuso Rodrigo Ruiz.

A lo anterior el jurista sumó que el Estado debe dar solución al tema de fondo de la reivindicación territorial mapuche, del que -asegura- nadie se ha hecho cargo: “Eso es indiferente de lo que uno piense, de si está a favor o no. El Estado tiene la obligación, para bien o para mal, de hacerse cargo del tema”.

Fuente: elsur.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: