Deportes

Ministra del Deporte: “Queremos un ATP 250 en Santiago el 2019”

La cabeza del deporte chileno analiza sus primeros seis meses en una cartera que ha sido golpeada por el plan de austeridad. Un tiempo donde el deporte nacional ha brillado, pero también sonrojado.

Pauline Kantor Pupkin (54 años), muy cercana a Cecilia Morel y las mujeres del clan Piñera, asumió en una cartera donde todos creían que iba a estar asignada un ex deportista de renombre. Cumple un semestre en el cargo, lleno de fotografías junto a deportistas en las que se ha esforzado por aparecer, y no al Dakar 2019 como medida más sonora. Sentada en su pulcra oficina blanca, iluminada por el intenso sol de Providencia a las 16.00 horas, Kantor se sienta a analizar los aciertos y errores.

¿Cómo evalúa el primer semestre en la cartera?

Estoy muy contenta en el cargo. La oportunidad que me dio el Presidente es única para aportar al país y hacer cambios relevantes en el deporte, tanto de alto rendimiento como el recreativo. Se me planteó el desafío de generar una cultura deportiva y llegar a los cinco millones de deportistas en el país. Hemos estado trabajando y conversando con todos desde el primer día, para buscar los lineamientos y cómo se implementará todo este proyecto. También me he preocupado de estar en contacto con todos los deportes, no solo los olímpicos; de implementar más horas de educación física en los colegios; la Ley Guga, o buscar avanzar en la equidad de género y empoderamiento en el deporte.

¿Ve machismo en el deporte chileno?

Sí, no lo podemos desconocer. Aún falta mucho para acabar con eso. Ocurren discriminaciones incluso en las premiaciones, donde hay copas para los hombres y medallas para las mujeres. Falta mucho.

Niemann en el golf, Jarry en el tenis, las medallas en los Juegos Odesur… ¿Siente suyos estos éxitos?

Sí, absolutamente. Son nuestras estrellas y están brillando. Pero también tenemos que sumarle la actuación de la Roja femenina en la Copa América y su clasificación al Mundial. Su participación ha ayudado mucho a la agenda de equidad de género, donde se incorporó el fútbol femenino a los Juegos Escolares.

Ha hecho mucho uso de las redes sociales. Incluso se animó a realizar entrevistas periodísticas a deportistas. ¿El cargo también está para eso?

Vivimos en un país donde las redes sociales y lo digital es fundamental para llegar a los jóvenes. Creo que hoy son muy pocos los jóvenes que leen el diario en papel, como lo hago yo. Hoy todo sucede en las redes, a través de los celulares. Es algo importante para comunicar lo que estamos haciendo.

Cuesta ver un éxito deportivo chileno en el que usted no salga en la foto. ¿Afán figurativo?

No tiene que ver con estar o no en una foto, sino con que los chilenos sepan lo que estamos haciendo y comunicarle las políticas públicas. El fin es que las personas sepan cómo acceder a los distintos proyectos y fondos públicos que hoy existen. La comunicación es la clave, por eso es que comunicaremos por primera vez cuánto aporta el Estado a cada federación. Es lógico que cada deportista lo sepa.

¿Las entrevistas a los deportistas, las fotografías y sus mensajes en Instagram son una herramienta de transparencia?

Claro. Estamos en el siglo XXI y es fundamental tener transparencia, sobre todo cuando se es funcionario público.

¿Qué es lo más difícil que tiene el cargo?

Más que algo difícil, es algo necesario: buscar los puntos intermedios, los grises. Una de mis virtudes es que sé escuchar y mediar, y así lo he hecho hasta ahora.

El plan de austeridad económica, según usted comunicó, ha hecho que Chile no piense en grandes eventos deportivos durante este año. ¿2019 será también así?

A ver, si bien hemos tenido un crecimiento económico de 5,3%, afuera la situación está difícil. Aún no estamos en tiempos de pensar en gastos mayores.

La Fórmula E, el Dakar, un torneo ATP. ¿Podría llegar a Chile algún evento el próximo año?

Queremos ser casa de grandes eventos, definitivamente. Ya tenemos la final de la Copa Libertadores. El próximo paso es un ATP 250 para el año que viene. Ya estamos trabajando en eso, evaluando costos, exigencias técnicas, la organización y todo lo que se requiera. La idea para financiarlo es que, al menos, dos tercios sean financiados por privados.

¿Qué tan avanzado está este proyecto?

Entre un 35 o 40 por ciento. Estamos preparando la presentación del proyecto, para solicitar la fecha al ATP sin quitársela a otro. No podemos adelantar tanto, pero se está trabajando para tener el evento el próximo año. Que haya un ATP en Santiago es algo muy significativo, porque así dejaríamos el court central del Estadio Nacional en las condiciones que necesita para Santiago 2023. La idea es mantenerlo año a año y así ir mejorando el nivel del tenis chileno para los Panamericanos y la Copa Davis.

¿Qué exigencias pide la ATP para albergar el torneo?

Son varias, estamos esperando por parte del ATP tenerlas claras. Lo bueno es que son muchas cosas adicionales, que van más allá de la cancha misma. Hay que mejorar los accesos, los estacionamientos, la cantidad de servicios adicionales al torneo mismo. Está todo conectado con el proyecto del parque en el Estadio Nacional, que será una de las grandes herencias que dejará Santiago 2023.

¿Qué tenistas vendrían a hacer contrapeso a Jarry?

Uf. Si tú me preguntas cuál sería mi sueño, te digo que tener a Nadal o Federer sería lo ideal, pero es difícil. Tener a dos tenistas Top 20 en el torneo es algo mucho más aterrizado.

¿Nos olvidamos del Dakar y la Fórmula E, entonces?

Queremos que el Dakar esté en Chile, pero uno de los requisitos es tener financiamiento privado. Antiguamente lo financiaba el Estado, pero eso ya no será así. Ahora, todos los eventos deben ser financiados con los privados. Con la Fórmula E estamos muy avanzados, ya se acaba el plazo y debemos cerrar el proceso. Otra cosa que queremos realizar es una Vuelta a Chile de categoría UCI 2.1, con equipos profesionales compitiendo. Tenemos condiciones muy favorables para eso.

¿El costo de Santiago 2023 será de 350 millones de dólares finalmente?

A ver, esa es una cifra estimada, no la definitiva. Aún no hay un presupuesto determinado. Estamos viendo los recintos que tenemos, la capacidad, y cuáles se deberían construir, pensando en el uso posterior que se les dará. No queremos tener elefantes blancos como en otros países.

¿En qué consistirá la creación de la Villa Olímpica en Cerrillos? ¿Con qué dineros se financiará?

Eso lo está viendo una mesa de trabajo liderada por el Minvu, junto al MOP y el Mindep. Se está estudiando el tipo de proyecto que se podría hacer, sobre todo con una mirada a la utilización posterior que se le dará. Con esto se generará un polo urbano importante, como hizo Inglaterra, generando una plusvalía en ese sector.

¿Qué tipo de construcción será?

Departamentos. Debemos albergar 10 mil camas, y estamos viendo cómo distribuirlas. Lima, por ejemplo, hizo 1.200 departamentos de 72 metros cuadrados. Son siete torres de 19 pisos cada una. Nosotros estamos recién estudiando eso.

¿Se ha acercado a hablar con el ex Ministro Squella sobre los Panamericanos?

No, la verdad es que no. Él sigue siendo funcionario del Ministerio, tuvo la oportunidad de decidir qué hacer con su vida y decidió continuar aquí.

Pero está alejado, atrincherado en el Polideportivo de Peñalolén.

Pero está bien allá…

¿Cómo afectó el positivo de Duco al deporte nacional?

Para nosotros es lamentable que cualquier deportista nuestro pase por un episodio como este. Pero las reglas son claras y nosotros, como Ministerio del Deporte, nunca vamos a aceptar que un deportista haga trampa.

¿Qué ocurre en la Comisión Nacional de Control de Dopaje (CNCD)? ¿Por qué hubo un interventor -Javier Rojas, primo de Kael Becerra- pagado con dineros de la propia comisión?

A ver. La comisión es un ente autónomo y nosotros debemos acatar lo que ellos decidan y en ese sentido descarto absolutamente que haya sido un interventor. Javier es un asesor del Subsecretario, pero su rol fue netamente administrativo. La Comisión es autónoma y maneja sus recursos. Yo nunca he tenido relación con ellos.

¿No se tocaron dineros de la Comisión, destinados a la toma de muestras, para pagar el sueldo de este asesor?

No, eso no es así. Ellos saben cómo ocupar sus recursos y todo está normado.

¿Para qué era necesario un asesor en la Comisión?

Cumplía bastantes roles, no solo en la Comisión. Veía los feriados legales, asesorías jurídicas a la subsecretaría. Solo vino durante el período de instalación. No hubo nepotismo, sino que estuvo aquí por su expertiz en la materia.

De acuerdo a la Ley del Deporte (19.712, desde el Artículo 70), la CNCD depende del Ministerio, siendo el presidente escogido por usted, lo que se opone al Código Mundial (ARTÍCULO 22, de acuerdo a la Convención de la Unesco). ¿Eso cambiará?

No lo hemos estudiado, pero la verdad es que nunca nadie de la WADA nos ha manifestado su preocupación en relación a esto. Al revés, nos han felicitado por el rol que ha cumplido la Comisión y el apoyo que ha entregado a otros países. Esta entidad es totalmente autónoma.

¿No es intervencionismo que el Ministerio sea quien escoge al presidente de la Comisión?

La ley está planteada así. Ahora, si la WADA tuviera reparos, nos lo hubiera hecho llegar y eso no ha ocurrido. Estuve con ellos en Colombia y lo que más recibí fueron felicitaciones por el trabajo que se está haciendo.

¿Fue un desacierto haber planteado el apoyo a Natalia Duco?

Es que nunca planteamos el apoyo a ella, sino al debido proceso. Nuestra postura con respecto al dopaje es bastante clara: nunca aceptaremos que un deportista haga trampa.

Una de las principales quejas de los deportistas es que la beca Proddar los obliga a siempre tener resultados. Le llaman la beca perversa, porque al final los obliga a doparse, llegan a justificarse algunos.

Nada justifica el dopaje, nada. Esa es la regla de oro, y a mí me encantan las reglas, porque sientan el marco donde te debes mover. Daré la pelea para que un deportista tenga las reglas claras y sepa cómo clasifica a Mundiales o eventos importantes. Les exigiremos a las Federaciones reglas claras, porque cuando el deportista se esfuerza tanto para clasificar, y las Federaciones deciden enviar a otros, es algo frustrante. No se puede jugar con el esfuerzo que pone un deportista en su carrera. Las reglas deben estar claras.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: