Economía

Para entender la norma antielusión del a R. Tributaria

Esta medida, que lleva sólo dos semanas de vigencia y que está contemplada en la Reforma Tributaria aprobada en 2014, amplía las facultades del Servicio de Impuestos Internos (SII) para fiscalizar y sancionar los abusos y simulaciones de los contribuyentes que buscan evadir el pago de impuestos. Un experto nos aclara en qué consiste.

El pasado 30 de septiembre entró en vigencia la norma antielusión contemplada en la Reforma Tributaria aprobada en 2014.

Dicha medida busca ampliar las facultades del Servicio de Impuestos Internos (SII) para fiscalizar y sancionar los abusos y simulaciones de los contribuyentes que buscan evadir el pago de impuestos.

A pesar de que ya está operando, se espera que en el proyecto de simplificación de la Reforma Tributaria que se está debatiendo precise que dicha norma antielusión no se aplique a hechos previos.

Patricio Gana, contador y socio principal de AK Contadores, es un experto en el tema y a continuación nos explica los temas más fundamentales para entender esta norma.

► 1-. ¿EN QUÉ CONSISTE LA NORMA ANTIELUSIÓN?

La norma antielusión, que establece la ley 20.780, indica que existe elusión de impuestos en 2 casos: abuso y/o simulación.

El legislador ha intentado declarar que la elusión en sí es ilegal, por considerarla una forma de burlar la ley. Los abusos, concepto básico a la hora de hablar de elusión, se refieren a arreglos artificiales, situaciones de negocios con poco o ningún impacto económico sobre el contribuyente o simplemente una realidad creada o simulada, un montaje destinado a evitar el pago de impuestos. La simulación no es un abuso, sino un encubrimiento de la realidad.

Sin embargo debe destacarse un concepto importante, como lo es la “economía de opción”. La ley no prohíbe escoger los caminos que ella misma establece, ni tampoco impone una única configuración. La “economía de opción” es la posibilidad que tiene el contribuyente de elegir entre diversas formas jurídicas, cada una de ellas con sus tratamientos tributarios diferentes, para lograr sus objetivos. Por supuesto que en esta elección el contribuyente optará por aquellas formas jurídicas que le permitan un menor pago de impuestos, lo cual no contraviene la ley y por lo tanto, a mi entender, dicha situación no debe ser considerada como elusión, sino como una optimización u organización lógica y natural de los negocios.

► 2-. ¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES ASPECTOS POSITIVOS DE LA ENTRADA EN VIGENCIA DE LA NORMA ANTIELUSION?

Los aspectos positivos son que la gran mayoría de las empresas se preocupa por tener un buen comportamiento tributario y financiero y una norma antielusión eficiente debiera buscar que todos actúen conforme a la ley y no por fuera de ella, para lograr ventajas competitivas.

► 3-. ¿Y EN EL CASO DE LOS ASPECTOS NEGATIVOS?

Los aspectos negativos a mi juicio están dados por el límite entre “elusión” y “economía de opción”.

Para el legislador, podemos traspasar el límite de lo legal cuando desarrollamos una estructura de negocios con la finalidad de defraudar la norma, es decir, evitando o reduciendo significativamente el pago de impuesto. Y aquí está el problema, puesto que me parece que podemos tener situaciones en que sea difícil de probar que se traspasó este límite, que sea difícil probar la “intención”. Sin embargo hoy en día el ambiente en el SII es demoledor para las empresas. Con esto me refiero a que muchos fiscalizadores están dispuestos a girar impuestos incluso en casos en los que ellos mismos tengan dudas, dejando a los contribuyentes en una situación desventajosa, principalmente a las pymes, debiendo recurrir a los tribunales tributarios. Los tribunales tributarios debieran ser una instancia de excepción, sin embargo hoy en día están colapsados con causas,

Otro punto importante que creo que está pendiente, es que aún existen muchas actividades “en negro” que no son fiscalizadas. No es justo para una librería por ejemplo que gasta en mantención de local, sueldos e impuestos, que una persona venda afuera de sus negocios libros pirateados en la calle sin pagar derechos de autor ni impuesto alguno; o tampoco es justo que algunos vendan por internet licores, ropa, relojes, muebles etc., muchos de los cuales no pagan impuestos, cuando hay otros que sí lo hacen y quedan en desventaja.

4-. EN ESTA LÍNEA, ¿HAY MEDIDAS QUE SE PUEDAN APLICAR PARA HACER PERFECTIBLE LA NORMA?

Creo que una de las cosas que se debe mejorar es la búsqueda de métodos de fiscalización a quienes operan sin permisos del SII. Hoy en día muchas pymes que se han formalizado se encuentran con grandes dificultades de parte del ente fiscalizador. Es una situación en la que el contribuyente siente que “ahora que trabaja conforme a la ley, le ponen problemas”. El SII debe flexibilizar en este sentido sus políticas de timbrajes y autorización de documentos.

5-. ¿QUÉ CONSEJOS DEBERÍAN LOS CONTRIBUYENTES TOMAR EN CUENTA PARA EVITAR EVENTUALES SANCIONES?

Lo primero es estar tranquilos, asesorarse en forma correcta, puesto que a medida que nuestra sociedad avanza, los negocios son cada vez más complejos. Un error le puede costar muy caro a las empresas.

6-.RESPECTO A LAS NUEVAS FACULTADES DEL SII. ¿CÓMO AFECTA QUE LA “FISCALIZACIÓN REMITA” DEL SERVICIO A LAS EMPRESAS? ¿QUÉ CONSECUENCIAS NEGATIVAS Y POSITIVAS ESTO PUEDE TENER?

Creo que no es el foco. El centro de las energías del SII debe estar en que poco a poco los contribuyentes suban los libros electrónicos para parear la información con las declaraciones de impuestos. También creo que el SII debe invertir en mejorar sus sistemas, ya que quienes tienen softwares propios tienen más dificultades muchas veces para subir los libros electrónicos que aquellos que facturan a través del portal del SII, quienes pueden subir los libros a través de un simple Excel. Esa simplicidad debe trasladarse hacia otros contribuyentes.

Como consejo para las empresas, Patricio Gana  afirmó que “es de vital importancia asesorarse para que cada cual pueda elegir en forma acertada su régimen tributario (14 Letra A; 14 Letra  B o 14 ter). La elección de un régimen o de más de uno de ellos, si se participa en diferentes empresas, no es elusión, sino que corresponde al concepto de ‘economía de opción’. Si usted elige mal, lo lamentará durante 5 años, ya que lamentablemente la norma no tiene la flexibilidad que requieren los negocios de hoy”.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: