Política Región

Piñera en Concepción:”Tenemos que debatir cómo hacer una descentralización inteligente”

“La Región del Biobío tiene muchos motores sin bencina, sin mantención o que no le han cambiado el aceite. Por eso no está funcionando bien. Esta región siempre ha tenido un gran potencial industrial que se ha ido debilitando”, dice Sebastián Piñera en relación a la falta de diversificación de la matriz productiva, que siempre se ha cuestionado en la zona.

Los comentarios del ex Mandatario fueron en el marco de su visita ayer a Concepción, como parte de su campaña presidencial. Además expresó duras críticas al Gobierno respecto del manejo económico regional y el tratamiento del conflicto mapuche. Habló también acerca de una eventual nueva organización territorial del país, la cual está en etapa de análisis como parte de sus propuestas

En relación a este último punto, Piñera expone que “nosotros vamos a estudiar seriamente el tema de cómo organizar territorialmente el país, porque desde hace mucho tiempo que no se hace. Estoy muy consciente, cuando recorro el país, de que hay muchas aspiraciones y demandas”.

Añade que “lo que no podemos seguir haciendo es improvisar en esta materia. Por tanto, estamos trabajando y estudiando un proyecto de modernización del Estado, uno de cuyos capítulos más importantes es la organización territorial”.

REGIÓN DE ÑUBLE

El ex Jefe de Estado estuvo la mañana de ayer en Chillán, donde se refirió al futuro de la nueva Región de Ñuble. En la tarde llegó a Concepción, donde se reunió con representantes de la Corporación Irade y también se juntó con candidatos locales de Chile Vamos para fotografías de campaña.

-El proyecto de Región de Ñuble es un proyecto muy antiguo. Es un anhelo y lucha que han tenido los habitantes de la actual provincia de Ñuble por décadas. A nosotros nos tocó estudiar la factibilidad técnica y económica, institucional y el sustento de la nueva región. Ese estudio lo realizó la UdeC y fue financiado por la Subdere. Finalmente, este gobierno presentó el proyecto de la creación de la nueva Región de Ñuble y fue aprobado por el Congreso Nacional. La Región de Ñuble es un hecho y a nosotros nos va a tocar implementarla el próximo año. Lo importante es hacer las cosas bien, no crear solamente una burocracia, sino darle a esta nueva región la opción de surgir aprovechando su potencial. Mi preocupación es que el desarrollo de la nueva Región de Ñuble se haga en perfecta armonía y colaboración con la Región del Biobío.

-La decisión de enviar el proyecto fue del actual Gobierno. Y lo aprobó el actual Congreso. Por tanto, como Presidente tengo que respetar y hacer cumplir las leyes aprobadas. Ya la Región de Ñuble fue creada y vamos a preocuparnos de que salga bien y pueda desarrollarse en complementariedad y con sinergía con la Región del Biobío.

La historia de Chile muestra que siempre se dividió en provincias. Cada provincia tenía un sentido, una unidad cultural, histórica, productiva y teníamos alrededor de veintitantas provincias. Fue en el Gobierno Militar en que se crearon las regiones, que inicialmente eran trece. Poco a poco hemos ido desvirtuando ese concepto, creando más regiones y hoy se aproximan muchas regiones a lo que eran las antiguas provincias. Por tanto, este es un tema que tenemos que debatir: cómo queremos hacer una descentralización inteligente, que mire al futuro, que cree regiones potentes y que tengan la capacidad de tener buenos gobiernos, buena gestión, buenos técnicos y buenos profesionales. Eso es parte de la modernización del Estado que es un proyecto que estamos trabajando.

-Tengo una forma de proceder. Primero hay que estudiar los temas a fondo y después plantear la solución. No puedo anticipar la conclusión de ese estudio.

-No puedo decidir ahora quién sigue o quién no sigue en el aparato público. Cuando sea Presidente voy a hacer un análisis de quiénes son las personas que van a permanecer y quiénes son los que deben ser reemplazadas. Pero en los cargos de confianza del Presidente no puedo contestar hoy, siendo candidato, quién se queda o quién se va. Lo voy a resolver una vez que esté electo, en función de evaluar el mérito y la capacidad.

-No necesariamente. Aquí no es que se trate al Estado como un botín de guerra. Se trata de administrar el Estado en beneficio de todos los chilenos.

CONFLICTO MAPUCHE

-Yo invoqué la ley antiterrorista en ese caso.

-El fiscal nacional y el ministro del Interior están equivocados. La primera responsabilidad de un gobierno es resguardar el orden público y proteger la seguridad ciudadana. Cuando le dice a las víctimas del terrorismo que se defiendan ellos mismos, ¿qué está diciendo? Está invitándolos a formar bandas armadas o a tomarse la justicia por sus propias manos. Es el gobierno quien tiene que resguardar la seguridad ciudadana. En eso este gobierno lo ha hecho muy mal y lo sabemos todos.

Fuente: elsur.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: