Nacional Pais Política

Piñera hace un llamado a la unidad y pide a los políticos dejar atrás “los odios del pasado”

Tras ser oficializado como Presidente electo por el Tricel, el líder de Chile Vamos aseguró que “las diferencias nos pueden transformar en adversarios pero jamás en enemigos”.

Un llamado a la unidad y a dejar “los odios del pasado” hizo esta mañana Sebastián Piñera tras ser oficializado como Presidente electo por el Servel.

En una ceremonia a la que asistieron miembros de su familia, integrantes de su equipo y autoridades nacionales, el líder de Chile Vamos expresó que “hoy día enfrentamos un mundo nuevo, y este mundo está lleno de oportunidades pero también lleno de dificultades. Y para poder enfrentar estas dificultades y asumir estas responsabilidades hay un factor que es absolutamente fundamental, el lograr entender que lo que nos une a los chilenos es mucho más fuerte y siempre más importante que aquello que nos divide”.

“Estoy absolutamente convencido que la única manera de enfrentar estos desafíos y hacer de Chile un país desarrollado, sin pobreza, con oportunidades y seguridades para todos, es privilegiar la unidad por sobre la división”, acotó.

En esta línea, Piñera manifestó que “los chilenos no tenemos derecho a quedarnos atrapados en las divisiones, querellas y odios del pasado y asumir con unidad nuestro desafío y responsabilidad con el futuro”.

Así, el futuro mandatario hizo un llamado a la clase política y a las autoridades a “unirnos para enfrentar estos desafíos y estas oportunidades del futuro. Por supuesto que la unidad no tiene que ser a cambio o en vez de la sana discusión de ideas, pero la unidad significa que tiene que darse en el marco de comprender que a todos nos interesa que Chile sea un mejor país,todos queremos a nuestra patria y todos queremos que los chilenos tengan una mejor vida”.

“Por eso saber compatibilizar con inteligencia, con sabiduría, la unidad y la diferencia de pensamientos; el pasado que muchas veces nos divide con el futuro que tiene que unirnos; la libertad con la búsqueda conjunta del bien común; y por sobre todo, buscar entender que más allá de nuestras diferencias que son legítimas y necesarias, tenemos que comprender que las diferencias nos pueden transformar en adversarios pero jamás en enemigos. De eso se trata mejorar la calidad de la política”, finalizó.

Fuente: latercera.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: