Nacional Pais

Proyecto “Antiportonazos”: Busca igualar robo y receptación de autos

El presidente Sebastián Piñera, junto a miembros de su gabinete, firmó este lunes el proyecto de ley denominado “Antiportonazos”para que sea revisado con urgencia por el Congreso y eventualmente aprobado.

Lo anterior, luego de anunciar la iniciativa en el pasado discurso de Cuenta Pública el 1 de junio.

El proyecto, específicamente, busca igualar la pena de quien recepta vehículos robados con la de quienes cometen el ilícito mismo; es decir, 5 años y un día a 10 años de cárcel y una multa de 20 UTM, correspondiendo a la pena de presidio mayor en su grado mínimo, consigna diario El Mercurio.

La firma de la iniciativa se llevó a cabo en el Salón Montt-Varas de La Moneda, lugar donde Piñera señaló que la medida va en línea con el combate contra la delincuencia y el narcotráfico en el país.

En tanto, el principal argumento detrás de la iniciativa, además del aumento de esta modalidad de robo en Chile, es el hecho de que en los juicios donde se busca probar los responsables de portonazos no siempre es factible lograrlo.

Lo anterior, debido a la falta de pruebas para comprobar que los acusados son quienes efectivamente realizaron el robo. Lo más frecuente es que se confirma que receptaron un auto robado, pero no el robo mismo.

Es por ello que se impulsa esta iniciativa, aunque no sin polémicas.

Por ejemplo, un grupo de abogados y académicos de Derecho han señalado que el aumento en la pena es desproporcionado, distorsionando el sistema de sanciones; algo que también han compartido algunos parlamentarios de oposición como el DC Matías Walker.

Según Mauricio Duce, docente del área en la Universidad Diego Portales, la iniciativa es una solución “fácil” a un problema que es mucho más complejo.

Detalles del proyecto

El proyecto de ley considera la realidad actual y propone los siguientes cambios al Código Penal con el objetivo de romper el círculo vicioso que motiva este tipo de delito, con las siguientes medidas:

1.- Crear un registro público de vehículos motorizados, alojado en un sitio web de libre acceso a la ciudadanía donde se dará cuenta de los automóviles que hubiesen sido robados o hurtados.

Nadie tendrá la excusa de decir que no sabía que el auto que compró había sido robado: cualquier persona que tenga la duda sobre el origen del vehículo que está adquiriendo, podrá acceder a un registro público de vehículos que estará en línea, disponible para toda la ciudadanía, las 24 horas del día, desde cualquier celular o computador con acceso a internet.

-Este registro podrá ser usado además por el Ministerio Público ante los Tribunales de Justicia para demostrar que quien hizo receptación de autos robados contaba con los medios para saber de ello.

2.- Aumentar la pena al receptador de un vehículo robado (“Comprar un auto robado equivale a robar un auto”). Ya que contará con el registro público de vehículos, quien recepte un auto robado habrá tenido a la vista los antecedentes del mismo y no podrá menos que conocer su origen ilegal. Pena propuesta: presidio mayor en su grado mínimo (5 años y un día a 10 años) y multa de 10 a 20 UTM.

-Con esta ley, comprar un auto robado será igual que haberlo robado, porque queremos combatir con fuerza el negocio clandestino de autos obtenidos de manera ilegal y cortar la cadena delictual que da impulso a la violencia que hemos visto de parte de los delincuentes que realizan portonazos.

3.- Otras Sanciones

-Sancionar como robo la apropiación de un vehículo mediante sorpresa o valiéndose de la distracción de la víctima al momento en que ésta se apreste a ingresar o hacer abandono de su domicilio. Pena propuesta: presidio menor en su grado máximo (3 años y un día a 5 años)

-Establecer como robo con intimidación la fractura de vidrios de vehículos para apropiarse u obtener su entrega o la de bienes al interior de éste, siempre que existan personas al interior. (Misma pena que el portonazo, que es de 5 a 20 años)

-Sancionar la apropiación de bienes que se encuentren al interior de vehículos, mediante la fractura de vidrios, como robo con fuerza. Pena propuesta: presidio menor en sus grados medio a máximo (541 días a 5 años).

 

 

FUENTE: BIOBIOCHILE

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: