Región

Proyecto gasífero incluye importantes mejoras propuestas por la comunidad

Desde octubre de 2013 a la fecha, el proyecto gasífero y energético Biobiogenera ha implementado un proceso de diálogo con representantes de las comunidades en Penco, Lirquén, Tomé, Talcahuano y Bulnes, además de expertos y centros de estudio de la región.

Fruto de ese diálogo se levantaron aprensiones importantes respecto de los proyectos Terminal GNL Penco Lirquén y Central El Campesino.

Un ejemplo de ello, fue el cambio realizado para el terminal GNL Penco Lirquén, donde se consideró que el uso del cloro en el proceso de regasificación se identificó como un alto riesgo para la actividad económica que se realiza en torno a los recursos marinos.

Además, se evidenció que la instalación de faenas en el Humedal Rocuant significaría un impacto en una zona de alto valor natural que debía evitarse.

Expertos de Biobiogenera y de las empresas que proveerán los buques diseñaron un sistema alternativo de regasificación que no utilizará cloro. Se reemplazará por un proceso de ionización, similar al que se utilizan en las piscinas para mantener la calidad de agua.

Luego de un estudio sobre el valor natural del Humedal Rocuant se determinó que efectivamente existe una alta población y variedad de aves que demuestra la condición de alto valor natural que debe ser preservado. Por ello, la empresa instalará esas faenas en un sitio industrial sin afectar el humedal.

Respecto de Central El Campesino, la principal aprensión de representantes de la comunidad fue el uso de agua que podría afectar la disponibilidad para el uso agrícola. Pese a que el consumo proyectado era de 150 litros por segundo, Biobiogenera y técnicos de Siemens han definido un nuevo sistema de enfriamiento a base de aire.

Esta condición tecnológica significa que Central El Campesino será pionera en Chile, ya que contara con altos estándares de sustentabilidad.

 

Prensa Carta Abierta.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: