Región Tendencias

Quijote Restaurant: La tradición penquista que conquistó los paladares capitalinos

Con una exquisita gastronomía que mezcla a la perfección los mejores sabores hogareños y los toques gourmet de sus chef, el restaurante Quijote se posicionó como una atractiva propuesta culinaria en pleno centro de la capital.

Desde que abrió sus puertas a comienzos de 2013, el restaurante, bar y café Quijote no ha dejado de recibir elogios y las preferencias de un público cada vez más fiel y numeroso. Es la réplica del también exitoso local de Concepción del mismo nombre. Ambos pertenecen a la familia Lama Chadwick, dueña de la conocida importadora Lama, y están en pleno centro de sus ciudades.

La historia de este emprendimiento parte en 2008 cuando los Lama Chadwick deciden incursionar en el sector gastronómico sin tener mayor experiencia en él, aunque apoyados en su intuición y aptitud para hacer buenos negocios.

Quijote Concepción es un restaurant de más de 700 metros cuadrados ubicado dentro de la reconocida Galería Centro Español, frente a la plaza de armas de la ciudad. Es un importante proyecto gastronómico que logró revitalizar el centro de Concepción, ofreciendo un servicio de calidad y una comida “sin pretensiones” con sabores caseros y toques gourmet.

A pesar de ello, muchos pensaron que era una locura instalar un restaurante con capacidad para atender a más de 300 personas en el centro de la capital penquista, de poco atractivo para una iniciativa como ésa. Pero la contundente respuesta del público les dio la razón a los empresarios, quienes no tardaron en repetir la experiencia en Santiago.

El triunfo del “Sello Quijote”

Con una adecuada infraestructura que transporta al pasado, este restaurante recibe al día más de 500 comensales, los que tienen el privilegio, como en ningún otro lugar, de poder disfrutar platos con toques sureños al estilo gourmet.

 “Creo que mi granito de arena a la gastronomía nacional guarda relación con hacer entender que de lo sencillo, puede resultar un gran plato. Me refiero a entregar una comida casera con algunos toques gourmet que marquen la diferencia. No todo en la cocina es parafernalia, la gente agradece un buen plato de comida, que le haga recordar algún momento, que esté bien servido y disfrutarlo de buena gana.”, aseguró Francisco Lama.

Al aplicar el “Sello Quijote” lo que se busca es que el cliente sienta que está en su casa o recuerde como le cocinaba su mamá o su abuela cuando prueba un plato ( al más estilo “ratatouille”).

Trabajo en conjunto

Son más de 100 platos los que componen la carta de ambos restaurantes, de los cuales hay algunos que se pueden disfrutar en ambas sucursales y otros no. Eso va dependiendo de la aceptación que va teniendo cada plato. Por ejemplo el clásico “ Asado del Tata” lo disfrutan tanto penquistas como santiaguinos.

“Cada local tiene sus platos distintivos y hay algunos que se repiten pero nos preocupamos de ir desarrollando preparaciones nuevas y en conjunto con Santiago, las cuales se agregan a las cartas cada tres meses. Entre ambos restaurantes nos complementamos y entre el Chef de allá y yo hay muy buena relación entonces siempre estamos viendo ideas en conjunto para ver qué puede funcionar allá y acá.” comenta el chef ejecutivo del local de concepción.

Una mesa abundante pero gourmet

Lo que más asombra de Quijote es la relación precio calidad. Con platos sumamente generosos, la cocina está preparada para cualquier petición. Lo que más piden los comensales son platos que llevan carne como la plateada y, por supuesto, menús de pastas como el Risotto que está entre las preferencias del público quijote.  Aunque las delicias del mar no se quedan atrás, a diferencia de Concepción, en el local de Santiago la gente consume bastante pescado como el congrio y el atún, los que son aliñados con hierbas  muy sabrosas como el tomillo romero y cilantro.

Proyección

Debido al exitoso recibimiento obtenido en Concepción y que poco a poco se ha ido replicando en Santiago, Francisco lama comenta que luego de llegar con ese toque criollo proveniente del sur y del éxito del mismo, “Ahora estamos  con ganas de instalar más locales en diferentes regiones del país, para que todos se impregnen del sello Quijote”

Agrega que “el principal potencial de Quijote es que “tenemos de todo en un solo lugar”. Acá tú puedes comer desde un sándwich hasta un filete, desde una tabla con papas fritas hasta una refinada preparación de una pasta casera. Por esto mismo contamos con un público transversal (familias, grupos de amigos, parejas, compañeros de trabajo).

 

 

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: