Economía Región

Región encabeza ranking de solicitudes de quiebra personal

Cifras corresponden al primer trimestre de este año respecto de 2015 y 2016. Economistas y abogados analizan las causas y hacen sus evaluaciones de la ley. 

De acuerdo con las cifras entregadas ayer por la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, (SIR)en la primera cuenta pública de su actual director, Bío Bío es la Región con mayor cantidad de solicitudes de quiebra personal en el primer trimestre de este año.

Así lo confirmó además, Alejandro Elgueta, abogado y coordinador regional de la SIR al señalar que “efectivamente nuestra zona es la que más solicitudes de liquidación personal ha recibido durante el primer trimestre del 2017”.

Las cifras indican que hasta marzo en Bío Bío ya existe un 63% de las solicitudes de liquidación personal realizadas el año pasado y respecto de la liquidación de empresas, esta aumentó en 191%.

Lo anterior permite proyectar que el presente año 2017 superará con creces las liquidaciones de personas respecto del año anterior.

Para el economista, Javier Irarrázaval de la Universidad San Sebastián (USS), “el que aumente el número de solicitantes de este proceso ante la SIR no implica necesariamente que haya más empresas insolventes en Chile”.

Al mismo tiempo, el académico de la Facultad de Economía y Negocios de la USS, dijo que también “podría significar que las personas/empresas están más conscientes de los beneficios de acogerse al proceso de renegociación de deuda (para personas) y reorganización de empresas, que eventualmente podría terminar en liquidación (quiebra) o bien salvar a la empresa”.

Por otra parte, para Ricardo Ibáñez, abogado de Defensa Deudores, “la Región del Bío Bío no escapa de la realidad nacional, que se refiere a una fuerte contracción que ha recibido la economía en general y, por sobre todo, la traba que han puesto los bancos para poder renegociar o refinanciar créditos. En ese sentido, el acceso nulo o restringido que están teniendo las personas naturales a renegociar sus deudas ha hecho que muchos tengan que optar por iniciar procesos de quiebra”, aseguró.

Ibáñez, planteó también que “los indicadores del Bío Bío parecen ser aún más elevados, puesto que la economía local se ha visto más golpeada que la economía del resto del país, motivo por el cual la industria maderera ha tenido una baja en el último tiempo”, afirmó.

Cambios en la ley

En relación a las mejoras que debiera tener la actual ley de quiebras, el fundador de Defensa Deudores, explicó: “para mejorar la Ley 20.720 y disminuir la cantidad de empresas que se declaran en quiebra –que corresponde en gran medida a personas naturales que han emitido boleta los últimos 24 meses y, por tanto, son consideradas empresas– debería modificarse dicha ley para permitir que aquellas personas no fuesen consideradas empresas como tal, sino sólo personas naturales. De esta forma, podrían optar al mecanismo gratuito y administrativo que es la renegociación de deudas, logrando un mayor plazo para pagar condonación de intereses e, inclusive, remisión de parte o el total de la deuda”.

Por su parte, Esteban García, abogado y socio director de García Magliona, fue enfático en señalar que “la Ley requiere muchos cambios, ya con casi tres años de vigencia, es necesario hacer muchos ajustes que van en esta línea, en evitar el fraude, en evitar el abuso , esta cosa de eludir por eludir, el pago de las deudas, ya que existe capacidad de pago, pero se prefiere, a veces, el no pagar a sus acreedores”.

García incluso va un poco más allá, al decir que “es importante que no haya temas que puedan ser constitutivo de un delito, tales como, transferencia de bienes, ocultamiento de bienes y entrega información falsa. Por otra parte, es fundamental establecer también la posibilidad de que el proceso quede muy claro en lo que a personas y empresas se refiere con respecto al requisito para solicitar la reorganización o liquidación”, aclaró.

Rol de la Superintendencia

Con respecto al rol que juega la SIR, García estimó que “desde el punto de vista grueso, me parece que lo más importante es que la Superintendencia tenga más funciones, tenga más facultades, que pueda tener un rol fiscalizador mucho más potente. Eso es lo fundamental”.

Asimismo, “se necesita que la Superintendencia tenga una estructura, mayor capacidad en cuanto a recursos humanos y económicos que le permita realmente poder fiscalizar de manera profunda todo lo que está pasando en el mundo de la quiebras de personas, y de empresas”, concluyó el socio director de García Magliona.

Respecto de lo anterior, el coordinador regional de la SIR, señaló: “desde el inicio de la Ley a la fecha hemos incrementado nuestra dotación en la región, con el fin de ofrecer una mejor atención a la ciudadanía, difundir los procedimientos y fiscalizar los distintos procesos”.

Adicionalmente, Elgueta detalló que “en el caso de los procedimientos judiciales hemos firmado convenios de colaboración con instituciones, tales como la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ Bío Bío) y las universidades de Concepción, Desarrollo y Santísima de Concepción, a fin de poder realizar derivaciones a través de sus clínicas jurídicas, para quienes no pueden pagar un abogado”.

Fuente: diarioconcepcion.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: