Tendencias

Samsung crece en 2016 pese a grave falla de teléfono Galaxy Note

Venta de pantallas y chips le permitieron enfrentar fracaso de este modelo. Firma volverá al mercado de la telefonía con un nuevo aparato en marzo.

El 2016 fue un año para el olvido para la compañía surcoreana Samsung, después de que uno de sus teléfonos con mayor prestigio, el Galaxy Note 7, tuviera problemas con la batería, llegando a explotar en algunos casos. Después de diversos reclamos y repercusiones mundiales, este aparato comenzó a ser prohibido en aeropuertos.

El problema fue tan grande para la empresa, que meses después de haber lanzado el Galaxy Note 7, la compañía decidió retirar todos los teléfonos. La falla generó pérdidas por más de US$5.209 millones.

A pesar de este traspié financiero, la firma logró reponerse rápidamente de la crisis gracias a sus otras divisiones, las cuales siguen generando ganancias. De hecho, en el último informe financiero trimestral (septiembre-diciembre) revelado el día de ayer, el crecimiento fue de un 50% comparado con el mismo periodo del año 2015.

El informe también indicó que la empresa creció un 77% más que el periodo entre julio-septiembre del 2016, meses en que se inició el problema de las baterías del Galaxy Note 7. Además, en el 2016 la empresa generó más de US$25 millones, un 10% más que el 2015.

 Las pantallas y chips fueron los componentes que más beneficios le dieron a la compañía, de hecho en este segmento la empresa creció un 57% respecto al 2015 en esta área. “Los resultados del cuarto trimestre vinieron impulsados por el negocio de los componentes”, señaló la empresa en un comunicado.
Ignacio Bugueño, analista en tecnología, comenta que no le extraña el crecimiento de esta firma, porque además de la variedad de teléfonos, posee también otras áreas como la de televisores.

También recuerda que su división de móviles, si bien fue opacada por el fracaso del Galaxy Note, tuvo éxito con el Galaxy S7, modelo que también se lanzó en 2016.

La división de televisores también generó réditos para la empresa, alcanzado los US$6.500 millones. Samsung además señaló que la estrategia en el futuro serán las pantallas curvas.

La firma también anunció que planea lanzar el Galaxy Note 8 este año, a pesar del problema de las baterías, según Dj Koh, CEO de la compañía.
Felipe Ovalle, director del sitio especializado en tecnología OhMyGeek!, cree que el nuevo teléfono de Samsung tendrá mucha más innovación que los modelos anteriores, pero asegura que no será fácil volver al mercado.

“Lo más complicado será volver a generar confianza. Los rivales de Samsung ya se están colgando de eso, buscando ofrecer el “Celular más confiable” y frente a eso Samsung tendrá que pelear”, dice Ovalle.

Junto con anunciar sus resultados financieros, la firma señaló que en el futuro, además, se centrarán en integrar la inteligencia artificial en todos sus productos.

Fuente: latercera.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: