Nacional Pais Política

Sename: déficit de atención de salud mental en niños vulnerados llega a 89%

La cifra fue reconocida por el Ministerio de Justicia en la presentación al Congreso para aprobar el Presupuesto 2018. Este miércoles, los parlamentarios rechazaron la partida, aludiendo a un recorte en los recursos para el servicio.

En junio de este año, cuatro adolescentes que estaban en programas del Servicio Nacional de Menores (Sename) murieron víctimas de situaciones de ahorcamiento, según informó la institución, en el oficio número 1405, del 19 de julio pasado. La mayoría de las veces se trató de jóvenes vulnerados con problemas de salud mental. Un caso emblemático de esta situación es el de Lissette (11), residente del Sename que falleció el 11 de abril de 2016 producto de una asfixia mecánica, según la fiscalía, causada por sus cuidadoras. La niña estaba bajo tratamiento siquiátrico.

Pese a esta realidad, el Ministerio de Justicia reconoció el lunes reciente que están muy lejos de revertir la situación. “Existe una brecha asistencial de 88,9% para responder a las necesidades de la salud mental de niños (as) y adolescentes en protección por vulneración de derechos”. Esa frase es parte de la presentación que entregó el jefe de la cartera de Estado, Jaime Campos, a los parlamentarios de la Tercera Subcomisión Mixta de Presupuesto, con el objetivo de que aprobaran los recursos del ministerio y sus instituciones dependientes para 2018, entre ellas, el Sename, entidad para la que proponían un presupuesto de $ 310.841 millones.

Sin embargo, en una votación dividida, la partida fue rechazada este miércoles por los legisladores. Los parlamentarios que votaron en contra apuntaron a una falta de recursos para mejorar, especialmente, la realidad de niños y jóvenes de la red Sename.

De acuerdo al mismo documento, el gobierno propuso invertir $ 451 millones para dar “continuidad al sistema de salud integral, con énfasis en salud mental, para niños y adolescentes con vulneración de derechos y/o sujetos a la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente”.

Con esa inyección monetaria, el gobierno señaló en su presentación a los parlamentarios que pretendía que en 2018 se cubriera “el 37 % de la población Sename, en el marco de atenciones realizadas en seis servicios de salud en el país, y para 2019 y 2020 se considerarán 12 servicios de salud más, llegando a cubrir a un aproximado del 80 % de la población Sename”.

Asimismo, se indicó que “de no ser abordada esta problemática con acciones preventivas y de tratamiento oportuno, se acrecienta el daño en su desarrollo integral, vulnerando aún más sus derechos”.

Consultado el Servicio Nacional de Menores respecto de cuáles eran las cifras totales que significan la brecha asistencial en materia de salud mental, de casi un 90 %, se señaló que “en el contexto de la Subcomisión Mixta de Presupuesto, instancia en la que se discute el presupuesto del Sename, este servicio debe dar respuesta oficial a las preguntas realizadas por el senador (Alberto) Espina y, por ello, no podemos entregar por esta vía información en el mismo ámbito a lo requerido por el senador”. En el Ministerio de Justicia se dijo que “de acuerdo a la cobertura, los lineamientos los da el Ministerio de Salud, debido a que la mayoría de los recursos e intervenciones son incluidos en los servicios de salud”.

Cuestionamientos

Los parlamentarios no solo se mostraron insatisfechos en relación al proyecto presupuestario de la cartera, sino que también criticaron la importante brecha asistencial para cubrir las necesidades de menores con problemas de salud mental. Al respecto, el diputado RN Nicolás Monckeberg dijo que “resulta inaceptable que a pesar de que la muerte de Lissette en el hogar Galvarino se produjo, entre otras cosas, porque debía contar con un tratamiento siquiátrico adecuado y el Sename no cumplió con entregárselo, ni siquiera ahora el gobierno destine los recursos necesarios para la salud mental de niños y adolescentes vulnerados”.

El senador RN Alberto Espina, quien fue uno de los dos parlamentarios que el miércoles rechazaron los fondos de la cartera de Justicia, dijo que “los programas están con baja cobertura de salud mental, pero no solo eso, sino que no se ha medido si estos son buenos o no. El sistema de atención de los niños vulnerables, sean imputables o no, está colapsado y requiere de una cirugía mayor, y por supuesto que es inaceptable que tengamos más de un 80% de déficit, es una vergüenza”.

En tanto, el senador independiente Pedro Araya, quien optó por abstenerse en la votación, dijo que “es preocupante, porque muchos de los jóvenes necesitan tratamiento de salud mental,

sobre todo quienes quieren abandonar el consumo de drogas, donde hay una tremenda deuda para con los jóvenes”.
Asimismo, ayer la comunidad médica del Hospital San Borja Arriarán denunció falencias tecnológicas que están afectando la atención de los pacientes. Mónica Troncoso, jefa de Neurosiquiatría Infantil del hospital, indicó que ha sido tal la demanda de atención de niños provenientes del Sename o derivados de los tribunales, que “en el hospital y en los servicios de urgencia no tenemos la capacidad de absorber esa tremenda demanda que se ha generado, a partir de la historia que ya conocemos de la muerte de una de las niñas”.

Agregó que se hace “necesario que se instale a nivel de los hogares de los niños un equipo de salud” y que “el Minsal y Justicia deben conversar y buscar una solución. No nos oponemos a ver a los niños, pero con justificación y no de la manera en que se está haciendo ahora”, en relación a los traslados “ante cualquier” descompensación, dijo.

Fuente: latercera.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: