Región

Seremi de Salud Biobío: Certificaciones de discapacidad de COMPIN se incrementaron este año un 36% este año

El Equipo de profesionales de Discapacidad COMPIN Concepción, de la Seremi de Salud Biobío, ha efectuado hasta mayo de 2018 un total de 1.606 Certificaciones de Discapacidad mediante la aplicación del Instrumento de Valoración de Desempeño en Comunidad (IVADEC-CIF), esto significa un 36% más que a la misma fecha del año pasado (1.187).

– El año 2017 el proceso de Certificación de Discapacidad obtuvo su certificación de calidad bajo parámetros internacionales de medición, a través de la Norma ISO 9001;2015.

Cabe destacar que, la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN), no sólo efectúa la tarea de resolución y autorización de las licencias médicas, sino también tiene un rol muy importante el trabajo que realiza con la Unidad de Discapacidad, de acuerdo a la Ley 20.422/2010, que establece normas sobre la Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad.

Una persona se considera con discapacidad cuando tiene un o más deficiencia físicas, mentales o sensoriales, de carácter temporal o permanente y quien al interactuar ve impedida o restringida su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones.

Durante todo el año 2017 La Unidad de Discapacidad, de la COMPIN de Concepción a través de sus profesionales tuvo un total de 3.009 certificaciones, clasificadas de acuerdo a sus orígenes en Físico, que alcanzó con un total de 1929 (64%); seguido por Mental Psíquico, con 400  certificaciones (13%); Mental Intelectual, con 324 (11%); y  finalmente Sensorial Visual, con 177 (6%), Sensorial Auditivo 116 (4%) y Sin Discapacidad 63 (2%).

De acuerdo a su grado de severidad las certificaciones que tuvieron mayor porcentaje fueron las de origen Severo 1294 (43%) y Moderado 1034 (34,4%) seguido por Leve 578 (19,2%) y Sin Discapacidad 63 (2,1%) finalmente el grado con menor porcentaje es el Profundo, con 40   certificaciones (1,3%).

En relación al porcentaje de género, los hombres obtuvieron 1.565 certificaciones correspondientes al 52 %, y las mujeres 1.444 certificaciones equivalente al 52%.

En el año 2018, a la fecha hay un total de 1606 certificaciones, 1.088 correspondientes a origen físico (67.7%), 199 a discapacidad mental psíquica (12.4%), 156 a mental intelectual (9.7), 86 a sensorial visual (5,4), 65 a sensorial auditivo (4%) y 12 la categoría sin discapacidad (0.8%).

De acuerdo a su grado de severidad, las certificaciones a la fecha que obtuvieron mayor porcentaje fueron las de origen Severo, con 660 certificaciones (41%);  Moderado, con 609 (38%); Leve, con 304 (19%;); Profundo, con 21 (1.3%); y Sin discapacidad, con 12 (0,7%)

En relación al porcentaje de género, a la fecha los hombres obtuvieron 860 certificaciones correspondientes al 54% y las mujeres 746 certificaciones equivalentes al 46%.

“Al comparar la cantidad de certificaciones de discapacidad enero – mayo 2017 y 2018, se evidencia que este año se han generado un total de 1.606 Certificaciones de mediante la aplicación del Instrumento de Valoración de Desempeño en Comunidad IVADEC-CIF, lo que implica un 36% de incremento respecto a la misma fecha del año pasado, donde se registraban 1.187 certificaciones”, declaró el Seremi de Salud del Biobío, Erick Jiménez.

“Los días promedio en calificar la discapacidad es aproximadamente de 20 días hábiles según el artículo 14 de la Ley 20.422 y certificarla en un plazo de 5 días hábiles máximo, sin embargo, a la fecha la COMPIN ha agilizado sus plazos, logrando el objetivo de certificación en 15 días hábiles, lo que les ha permitido mantener su certificación de calidad en Norma ISO 9001/2015”, declaró el Presidente de Compin Concepción, Diego Olivar.

Cabe destacar que la discapacidad se acredita iniciando el trámite en la COMPIN o en el Centro de Salud Familiar en el cual la persona se atiende. En ambos casos se elaboran 3 informes obligatorios, que forman parte del expediente de calificación: informe biomédico funcional, informe social e informe de redes de apoyo; además de un cuarto, correspondiente al Informe de Desempeño (IVADEC-CIF).

Una vez entregado el expediente a la COMPIN, es ella quien revisa los antecedentes, estableciendo el porcentaje de discapacidad global, vigencia de la certificación y la existencia o no de movilidad reducida. Posteriormente, esta información es remitida al Registro Civil e Identificación, para la inscripción de la persona en el Registro Nacional de la Discapacidad. Por consiguiente, es el Registro Civil quien emite la credencial de discapacidad.

Los beneficios a los que pueden optar las personas que acrediten discapacidad ante el COMPIN son:

– Postulación a Programas de Ayudas Técnicas de la SENADIS

– Postulación a fondos concursables de SENADIS

– Programas de capacitación y empleos, a través del Servicio de Capacitación y Empleo SENCE.

– Uso de estacionamiento exclusivo para personas en situación de discapacidad,

– Uso de Biotren rebajado.

– Rebajas arancelarias en la importación de vehículos y ayudas técnicas.

– Postulación a subsidios habitacionales u otras prestaciones sociales asociadas a la condición de discapacidad.

Si la persona no está conforme con lo resuelto por COMPIN o Subcomisión en primera instancia, puede presentar un recurso de reposición para una reconsideración del caso, aportando antecedentes adicionales o complementarios que justifiquen lo planteado.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: