Nacional

Sernageomin publica mapas de amenaza geológica de 77 comunas de Chile

La institución busca promover el control público sobre el uso del suelo, bajo la premisa de que “los desastres no son naturales” sino evitables a través de medidas de ordenamiento territorial, obras mitigadoras y educación.

En la antesala del Día Internacional para la Reducción de los Desastres, que se conmemora al amparo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cada 13 de octubre, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) liberó a través de su página web el acceso ciudadano a 70 Mapas de Amenaza Geológica para Ordenamiento Territorial, correspondientes a 77 comunas del país.

Hasta ahora, la cartográfica era entregada a las instituciones de planificación territorial y del sistema de protección civil, mientras que la ciudadanía general debía invocar la Ley de Transparencia y Acceso a Información Pública para conocer esta información. Con esta decisión, todo el material queda directamente disponible en internet como pauta de Transparencia Activa de la institución.

El material corresponde a cartografías de diversa escala referidas a amenazas geológicas tales como zonas de inundación por maremotos, remociones en masa (aluviones, deslizamientos de suelo y caídas de roca); desbordes de cauces; anegamientos, licuefacción; geología ambiental; microzonificación sísmica; y fallas geológicas, entre otros estudios orientados a planificación urbana, gestión de crisis y conocimiento público.
Los mapas liberados corresponden a las comunas de: Antofagasta, Arauco, Concepción, Constitución, Curicó, Dichato, Hualpén, Lebu, Licantén, Lota, Navidad, Osorno, Penco, Puerto Montt, Paredones, Pelluhue, Penco, San Antonio, San Pedro de Atacama, Talca, Talcahuano, Tirúa, Tomé, Valdivia, Vichuquén, y las 52 comunas de la región Metropolitana de Santiago.
El director nacional del Sernageomin, Rodrigo Álvarez Seguel, comentó que “hemos comprobado que la recepción de la ciudadanía es cada vez más constructiva al acceder a información relevante y crítica sobre el territorio, y que los medios de comunicación tienden a ser cada vez menos alarmistas y más serios en el tratamiento de los datos. Lo vimos al publicar en mayo de 2014 los mapas de peligro volcánico, que hasta ese momento sólo estaban en poder de las instituciones de protección civil. Queremos seguir incentivando la disponibilidad de información para los debates públicos y el control ciudadano sobre las decisiones de ordenamiento territorial y prevención de desastres de origen geológico”.
La autoridad agregó que “lo importante es que estos mapas sean usados por las instituciones públicas. De momento, a diferencia de varios países más avanzados, en Chile estos mapas técnicos no son vinculantes, lo que redunda en que muchas veces se construye y reconstruye en zonas donde en varias ocasiones se han registrado desastres de origen geológico. Este es un gran debate pendiente, para determinar si en nuestro hay voluntad para prohibir la construcción en zonas de riesgo. Hasta ahora tiende a primar la necesidad de suelos más económicos para viviendas sociales, el uso turístico y el interés inmobiliario, entre otros criterios”.
Álvarez explicó que “así como los mapas volcánicos se construyen mediante el estudio de la historia eruptiva, lo que permite saber de qué es capaz un volcán, en el caso de otros peligros geológicos, como inundaciones por maremotos o deslizamientos de suelo, también se establece mediante distintas técnicas la historia del comportamiento de estos fenómenos de la corteza terrestre, lo que permite entregar información confiable para ordenar el uso de suelo. O sea, si por ejemplo una inundación ya ocurrió en el pasado, es razonable suponer que podría repetirse, y por ello se requiere liberar una zona o disponer de obras públicas de mitigación, según se requiera”.

Cabe señalar que en junio pasado la entidad dio a conocer el primer Registro de Desastres de Origen Geológico en Chile (1980 – 2015), que contabilizó 70 desastres principales (2 graves al año) desde 1980 hasta 2015, con un costo promedio de un billón de dólares al año en reconstrucción pública, y más de mil personas muertas. Este documento, que en adelante se actualiza anualmente, resalta el impacto de los terremotos y especialmente el de 6 aluviones mayores: Santiago (1980, 1987 y 1993), Antofagasta (1991), Atacama y Tocopilla (2015).
Por ley, Sernageomin es la institución técnica a cargo de generar informes y mapas sobre los peligros geológicos del territorio de Chile, para el uso de instituciones con injerencia en el ordenamiento territorial, tales como municipalidades, intendencias, y los ministerios de Obras Públicas (MOP), Medioambiente (MMA), Vivienda y Urbanismo (MINVU), entre otros. Lo anterior, respecto de instrumentos de planificación del uso del suelo, tales como Plan Regulador Comunal; Intercomunal; Seccional; Metropolitano; de Desarrollo Regional, etc.

 

Fuente: El Mostrador.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: