Región

Sólo faltan 13 meses para que la nueva rotonda Bonilla esté soterrada

Después de varios años de tacos y tránsito lento que tenían a la rotonda como principal cuello de botella, la autopista Concepción-Cabrero cambiará su pelaje gracias a una de las 32 iniciativas complementarias incorporadas al contrato.

Para mejorar la conectividad existente en la actual rotonda Bonilla de Concepción, donde convergen las rutas hacia Cabrero, Talcahuano y Penco, es que el Ministerio de Obras Públicas incorporó en el convenio de obras complementarias de la Ruta 146 el soterramiento de una de las vías de este nudo vial, para así entregar una mayor agilidad al tránsito que ahí circula a diario.

El proyecto tiene como objetivo permitir una unión directa soterrada que otorgue continuidad a la autopista Concepción – Cabrero con el eje longitudinal hacia la avenida  Alonso de Ribera, según explicó el seremi de Obras Públicas, René Carvajal.

“Esta es una obra complementaria al proyecto concesionada, la cual se recoge como una demanda posterior al contrato que se estaba ejecutando, y que va a costar cerca de 15 mil millones de pesos. Su etapa de construcción demorará aproximadamente un año, por lo que esperamos tenerla en servicio a fines del primer semestre del año 2018”.

Prohibido detenerse

Desde el punto de vista técnico, el gerente general de la sociedad concesionaria Valles del Bío Bío, Cristian Encalada, señaló que en la obra se soterrarán “trescientos metros de largo, con dos pistas por sentido y medianas separadoras para evitar choques frontales. También considera proyectos de iluminación, salas de bombeo para evitar que se inunde y toda la tecnología necesaria en materia de seguridad vial”.

Precisó que el objetivo es permitir que los vehículos que van desde la autopista Concepción-Cabrero a Talcahuano y viceversa no se detengan ni pasen por la rotonda, para hacer más fluido el tránsito por el sector.

Fuente: diarioconcepcion.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: