Deportes

Telstar 18, protagonista del Mundial de Rusia

La pelota de Rusia, es la más liviana de la historia de los Mundiales. Adidas, su fabricante, dice que está creada para favorecer al jugador que patea. Es el terror de los arqueros, un caramelo para el hincha.

Los golazos se tomaron Rusia 2018. Cada jornada sorprende con alguna volea, tiro libre o remate de larga distancia que se transforma en una conquista de colección, de esas que sacan aplausos espontáneos.

Denis Cheryshev abrió la función el primer día, con un zurdazo que significó el 4-0 de Rusia sobre Arabia Saudita, en el duelo inaugural de la Copa. Luego, Cristiano se lució con un tiro libre para sentenciar el 3-3 de Portugal con España. Y ahora último, el brasileño Phillipe Coutinho y el belga Dries Mertens se lucieron con bellos derechazos cargados de efecto y precisión.

Sin duda, la técnica es la principal razón para este fenómeno, pero también hay otros factores. Uno de ellos es la pelota. La Telstar 18, el balón oficial de este Mundial, el más liviano en la historia de los Mundiales (420 a 450 gramos). Está compuesta sólo de seis paneles, los cuales están sellados en base a altas temperaturas. Esto hace que posea una superficie extraordinariamente lisa y, por ende, un mayor nivel de desplazamiento. Haber estado en el espacio desde marzo a junio parece haberla cargado de magia.

“La Telstar 18 está inspirada en la primera pelota hecha por Adidas para un Mundial: la Telstar de México 1970. Eso sí, es mil veces más moderna. Favorece a los jugadores de campo y complica mucho a los arqueros, porque es muy ligera. Al pegarle con efecto se mueve mucho en el aire. No tiene costuras, así que no le entra agua. Siempre mantiene su forma”, explica José Pablo Cáceres, brand manager de Adidas en Chile.

Al respecto, Kasper Schmeichel, meta de Dinamarca, hizo público su descontento. “Es una bola terrible. El diseñador no se entiende con los porteros, diseña pelotas para ver más goles. Es rápida y resbaladiza a la hora de atraparla. Hemos probado de cuatro a cinco tipos diferentes de guantes, y realmente no hay ninguno que pueda agarrarla bien”, se quejó. Reclaman los porteros, pero celebran los goleadores. Y también los hinchas.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: