Pais

The “Chilean Dream”: Extranjeros en Chile

Colombianos, haitianos y dominicanos en las calles de nuestro país. Desde hace poco tiempo fueron bautizadas como las “comunidades emergentes” y el nombre puede que sea justo, porque llegan a Chile con una meta fija: conseguir mejores condiciones de vida.

SANTIAGO.- Son cada vez más. Los colombianos, dominicanos y haitianos han elegido Chile como nuevo destino y eso las ha convertido en las comunidades que más aumentaron su volumen en el último tiempo en nuestro país, marcando presencias que pasaron rápidamente del 0% a, en su conjunto, sobre el 8% de los inmigrantes.

Pero, ¿por qué Chile se ha transformado en su nuevo destino? ¿Qué hizo que tomaran la decisión de partir de su país de origen? ¿Dónde se ubican cuando llegan?

– Colombianos: El Departamento de Extranjería y Migración estima que son 28.491 los residentes en Chile, lo que representa el 6% del total de inmigrantes en el país. “Colombia era el año pasado la quinta comunidad extranjera en Chile y pasó a ser la cuarta desplazando a Ecuador”, asegura Rodrigo Sandoval, Jefe Nacional del Departamento de Extranjería y Migración.

– Dominicanos: En tanto, durante los últimos diez años se han otorgado 2.244 permisos de permanencia definitiva a ciudadanos de República Dominicana, lo que representa un 1% del total de permisos entregados a migrantes, y 2.543 permisos de residencia temporal, lo que significa que hoy en el país hay alrededor de 5.400 dominicanos.

– Haitianos: Por último, se estima que los ciudadanos haitianos que tienen permiso de residencia definitiva hoy en Chile son alrededor de 1.854 personas, esto es, el 0,7% del total de migrantes en el país. Si embargo, hay que considerar que como su llegada es reciente, la estimación basada en la estadía a largo plazo no refleja de manera precisa su presencia en el país. En 2014 se entregaron 3.649 permisos de residencia temporal, si eso se suma a lo anterior, la comunidad haitiana llegaría hoy a casi 5.500 nacionales de la isla.

¿Por qué venirse al “fin del mundo”? El “sueño chileno”

“Antes existía el sueño americano y ahora dejamos de lado ese sueño, podríamos decirle el sueño chileno”, dice Odiel Dessin, inmigrante haitiano que trabaja en el Departamento de Extranjería y Migración. En tanto, Profeto Montero, inmigrante dominicano cree que en Chile existe una buena economía, pero sus compatriotas vienen principalmente por el idioma. “Es muy fácil relacionarse con los chilenos, a pesar de la cantidad de modismos que tienen, uno se puede entender”.

Sandoval, cree que estas comunidades llegan al país por dos razones principalmente. “Huyen de condiciones peligrosas en sus países y acá encuentran acogida. En la medida que llega una cantidad importante de inmigrantes, eso termina llamando a más de la misma nacionalidad”.
Florencia Saffirio, coordinadora nacional del área social del Servicio Jesuita a Migrantes, cree que “aunque las tres son comunidades emergentes, son muy distintas entre ellas”, esto sucede porque hay matices: mientras los dominicanos y haitianos vienen en busca de una mejor calidad de vida, los colombianos escapan de la violencia que vive un sector de su país. “Los colombianos que vienen a Chile son principalmente del Valle del Cauca y de ciudades como Buenaventura o Cali, que son sectores golpeados por una crisis humanitaria”, agrega

Prejuicios y adaptación laboral

“Si yo veo que alguien me trata mal en la calle, me duele, pero tengo que entender que esa persona anteriormente no ha visto una persona de raza negra ”, dice el haitiano Odiel. Claro, y es que estas comunidades negras han tenido que vivir un proceso de adaptación en el país. “Cuando llegué habían muy pocos negros entonces te miraban mal”, asegura Profeto, pero agrega que es algo que solo ocurre al comienzo, ya que “después de que te conocen saben que eres una persona más que ha llegado”.

Ahora estos prejuicios no han sido impedimento para que estas comunidades emergentes consigan trabajo en el país. Los colombianos y dominicanos, por el manejo del idioma, trabajan principalmente en servicios como peluquería, atendiendo restaurantes o vendiendo. “Su cultura es mucho más hospitalaria y está orientada al buen servicio, a tener un trato directo con las personas”, asegura Saffirio. En tanto, los haitianos trabajan en industrias, construcción, bombas de bencina y trabajos de carga, porque son empleos en donde no se necesita dominar el castellano.

Santiago, Quilicura y San Bernardo: Las comunas preferidas por las comunidades emergentes

Cuando llegan a Chile la mayoría las comunidades se instalan en el centro de Santiago, ya que es donde hacen el papeleo para entrar al país. En una segunda instancia buscan a sus compatriotas para radicarse.
En el caso de los colombianos y dominicanos, se pueden ver más en comunas céntricas. “No es posible asociarlos a una comuna, ya que están más dispersos. Pero se podría decir que en la comuna de Santiago viven muchos”.
En tanto los haitianos buscan a su comunidad de origen y que se asemeje a sus creencias religiosas. “Tienen una lógica comunitaria bastante marcada, sobre todo alrededor de la iglesia, ya que están muy vinculados a ella”, dice Sandoval. Florencia Saffirio cree que se ubican principalmente en “Quilicura, San Bernardo, Cerrillos, Pedro Aguirre Cerda y en Estación Central”.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: