Mundo

Tormenta de nieve en EE.UU. obliga a cancelar vuelos y cerrar colegios

Se esperaba que el temporal deje entre 30 y 60 centímetros de nieve en la zona metropolitana de Nueva York, desde donde llamaron a las personas que no realizan trabajos esenciales a permanecer en sus casas.

Una potente tormenta invernal empezaba a azotar este martes el noreste y el centro de la costa atlántica de Estados Unidos, provocando cancelaciones de vuelos, cierre de escuelas y advertencias de funcionarios municipales y estatales para no circular por carretera.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió avisos por ventisca para zonas de Pennsylvania, Nueva Jersey, Nueva York, Connecticut, Rhode Island, Massachusetts, Nueva Hampshire, Maine y Vermont.

Se espera que la tormenta deje entre 30 y 60 centímetros de nieve en la zona metropolitana de Nueva York, con rachas de viento de 88 kilómetros por hora.

La tormenta conlleva un “riesgo mortal”, dijo la oficina del servicio meteorológico próxima a Filadelfia, pidiendo a la gente que se ponga a salvo. Hay alertas por posibles inundaciones costeras desde Massachusetts a Delaware.

Según el cibersitio del servicio de rastreo FlightAware.com, más de 5.000 vuelos previstos para el martes fueron cancelados. Amtrak también canceló y modificó el servicio en el corredor noreste. En la ciudad de Nueva York, el servicio en la parte del metro que circula sobre la superficie quedó suspendido.

En Washington, la Oficina de Administración de Personal del gobierno federal anunció una demora de tres horas en la llegada de empleados no esenciales en emergencias en oficinas federales, con opción de tomar una ausencia no programada o trabajar desde casa.

En Massachusetts, donde se prevén entre 30 y 45 centímetros de nieve, el gobernador, Charlie Baker, animó a los conductores a no salir a la carretera y tomar el transporte público solo cuando sea absolutamente necesario.

Las escuelas de la Ciudad de Nueva York, Filadelfia, Boston y otras zonas estarán cerradas este martes.

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, declaró el estado de emergencia y pidió a los residentes que no se dejen llevar por la falsa sensación de seguridad causada por el suave invierno.

Por su parte, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró un estado de emergencia para todo el estado y pidió a los empleados públicos no esenciales quedarse en casa.

La tormenta tomó por sorpresa a muchos ciudadanos ya que febrero fue un mes bastante leve.

Fuente: Emol.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: