Región

Tribunal Constitucional rechaza requerimiento que dejaba sin protección a Bellavista Tomé

Luego que el Tribunal Constitucional oficializara ayer martes la decisión de rechazar el requerimiento del Grupo Sabat de declarar inconstitucional el artículo 12 de la Ley de Monumentos Nacionales, en un intento de los arrendatarios de dejar sin protección a la Fábrica Textil Bellavista Tomé, la Mesa Ciudadana por el Patrimonio de Tomé hace un llamado enérgico a la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, para que firme la declaratoria del recinto como Monumento Histórico Nacional, tal como prometió a la organización hace más de un año.

 La resolución del TC es vista como un triunfo más de la ciudadanía: “Agradecemos a todos y todas quienes han estado en esta lucha por defender nuestro máximo ícono de identidad. Hoy más que nunca interpelamos a la Ministra Delpiano a que cumpla su promesa. Solo con el decreto firmado la Fábrica Bellavista Tomé estará realmente protegida y así la posibilidad de construir un proyecto de desarrollo común que contemple la participación de la comunidad”, señaló la Mesa Ciudadana.

 El 13 de abril de 2016, el Consejo de Monumentos Nacionales declaró la totalidad de la Fábrica Bellavista – Tomé como Monumento Histórico Nacional, 6,2 hectáreas y cerca de 13 edificios. Para completar el trámite, solo faltaba la firma del decreto por la Ministra de Educación. El 1 de junio de ese año, la empresa arrendataria del lugar (Grupo Sabat), en consentimiento de los dueños (Banco de Chile), presentó al Tribunal Constitucional un requerimiento de inconstitucionalidad del artículo 12 de la Ley de Monumentos Nacionales, que establece limitaciones a los propietarios de Monumentos Nacionales, lo que según ellos infringía garantías constitucionales sobre el derecho de propiedad. El 20 de junio de ese año, en reunión efectuada en Santiago, la Ministra prometió a la Mesa Ciudadana por el Patrimonio de Tomé firmar después de que el TC decidiera al respecto.

 Desde que, en 2010, los actuales dueños se hicieron cargo de la fábrica, poco a poco la han ido desmantelando, hasta vaciar actualmente el recinto. Hoy, solo unas 20 personas trabajan concentradas en la Sala de Ventas. A más de un año de la declaratoria y con la decisión del TC ya pública, la comunidad tomecina espera que la firma del decreto se concrete ahora.

 “Nuestro gran objetivo en esta etapa es lograr la protección del recinto. Hacemos un llamado a la comunidad y a las autoridades para seguir trabajando en conjunto en la construcción de un proyecto de desarrollo social y económico a partir de nuestro patrimonio”, enfatiza la organización que ya trabaja por un plan de gestión patrimonial participativo y realiza acciones por el patrimonio local en diálogo con la Municipalidad de Tomé.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: