Mundo

Trump traza sus prioridades y anuncia un aumento del 10% en gasto militar

La Casa Blanca sostuvo que incrementará el presupuesto del Pentágono para 2018 en US$ 54.000 millones.

Tras un turbulento y polémico primer mes en la Casa Blanca, Donald Trump quiere demostrar que no se queda en las palabras y es un Presidente en acción. De esta forma, su administración anunció un aumento “histórico” en el próximo presupuesto federal para el Departamento de Defensa. “Es la expresión de mi promesa de mantener seguro a Estados Unidos. Incluirá un aumento histórico en gastos de defensa”, dijo el mandatario. El Presidente había adelantado el viernes que aumentaría masivamente los fondos para lograr una defensa “mayor, mejor y más poderosa que nunca antes”.

Trump recordó que cuando él era joven, existía en la conciencia que Estados Unidos “nunca perdía” una guerra. Ahora, en cambio, “nunca ganamos”. “Tenemos que empezar a ganar guerras otra vez”, señaló.

Así el presupuesto en defensa para el año fiscal 2018, que comienza en octubre próximo, podría incrementarse en US$ 54.000 millones, es decir en un 10% más que el presupuesto actual, según la Casa Blanca.

Según la agencia Reuters, la solicitud de Trump para el reforzar financieramente al Pentágono incluye más dinero para la construcción de barcos, aviones militares y lograr una presencia más sólida en vías marítimas clave, como el Mar del Sur de China o el estrecho de Ormuz, en Medio Oriente.

Además del gasto militar, Trump insistió en el recorte de impuestos, algo que la Casa Blanca no especificó como se abordará y prometió que los detalles se darán a conocer más adelante.

Para costear este aumento en Defensa se reducirán considerablemente los recursos para el Departamento de Estado, en un 30% según funcionarios, y se recortará el gasto de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), entre otras agencias federales.

Sin dar ningún detalle específico, la administración señaló que la mayoría de los demás programas de agencias federales disminuirán su presupuesto. La ayuda internacional, una de las partes más pequeñas del presupuesto federal, verá “grandes reducciones” en el gasto, dijeron funcionarios. Este plan, dijo Trump, ayudará a poner a “Estados Unidos primero”.

El gobernante estadounidense ha dicho que los programas de Seguridad Social y el sistema de salud no se verán afectados en el presupuesto.

Sin embargo, Trump no tiene la última palabra. La propuesta debe ser evaluada y aprobada en el Congreso, controlado por los republicanos. Allí Trump, quien ha gobernado hasta el momento bajo órdenes ejecutivas, podría enfrentar su primera batalla legislativa. Esto, porque es normal que el Congreso no se muestre de acuerdo con la totalidad del proyecto de presupuesto que le entrega la Casa Blanca. Eso incluso cuando el Presidente y los líderes del Congreso son del mismo partido.

Se espera que para mediados de marzo se conozca un esbozo detallado del plan del presupuesto de Trump. Según el Times, estos esquemas suelen ser ejercicios administrativos a lo que no se les toma mucha atención, ya que son el primer paso en las negociaciones entre el gobierno mismo y las agencias federales.

La iniciativa dada a conocer es el primer indicio de las prioridades de gasto por parte de Trump y definiría las intenciones de su gestión. La Casa Blanca la dio a conocer en la víspera de una de las pruebas cruciales de Trump, ya que hoy llegará al Capitolio para dar un discurso ante el pleno del Congreso.
Estados Unidos es el país del mundo que más destina dinero a defensa. De acuerdo al Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, en 2015 esa nación gastó US$ 596 mil millones. Le siguió China, con US$ 215 mil millones. A pesar de que el presupuesto ha disminuido en los últimos años -en 2014 fue de US$ 610 mil millones- la propuesta de Trump provocaría que se gastara como en “tiempos de guerra”, señaló la cadena BBC.

Durante su campaña presidencial, Trump afirmó que la expansión militar era una de sus prioridades. En septiembre habló de aumentar el número de tropas en terreno de 490.000 a 590.000 y aumentar la Infantería de Marina en 12.480 tropas (pasaría de 23 a 36 batallones). Prometió construir una Armada con 350 barcos y submarinos (hoy tiene 275), y que la Fuerza Aérea tenga 100 aviones de combate más (con lo quedaría con 1.200).

Se espera, además, que la presentación en marzo del nuevo presupuesto incluya una inyección inmediata de dinero para el Pentágono, que podría rondar los US$ 20.000 millones, y una primera cuota para financiar el muro en la frontera con México. Asimismo, Trump señaló que el país enfrenta un problema de infraestructura urgente, un tema que prometió abordar durante su campaña.

Fuente: latercera.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: