Deportes

Un Schumacher vuelve a Ferrari

El piloto alemán probó el bólido de Sebastien Vettel en el circuito de Bahrein.

Un fin de semana soñado vivió Mick Schumacher, hijo del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1. El joven piloto alemán, monarca europeo de la F3 el año pasado, debutó hace un par de días en la Fórmula 2 en el circuito de Sakhir, finalizando octavo y sexto en las dos carreras. Pero para el corredor germano eso no fue lo único que recordará de su paso por Medio Oriente, puesto que este martes logró probar un monoplaza de la F1.

El ensayo lo realizó en el Ferrari SF90 en el circuito de Bahréin, el mismo lugar donde hace 15 años su padre ganó el Gran Premio de ese país tras salir desde la “pole”. Eso sí, para el piloto de 20 años no fue la primera experiencia con un auto de F1, ya que en 2017 manejó en Spa-Francorchamp el Benetton con el que Michael Schumacher ganó el título en Bélgica en 1994.

Durante la prueba, el piloto estuvo acompañado de su madre, Corina Schumacher, quien miraba cómo su hijo recorría la pista, situación que se repetirá seguramente cuando Mick realice una prueba con el equipo Alfa Romeo.

Respecto de los resultados en la pista, la evaluación fue más que positiva, lo que alimenta aún más la esperanza de verlo pronto en alguna de las butacas de la F1. En su estreno, el corredor completó 33 vueltas con el SF90 de su compatriota Sebastian Vettel y su mejor tiempo fue de 1:32.552, apenas 32 centésimas menos que Lewis Hamilton.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: