Economía Región

Viñateros de Quillón se unieron para aumentar el precio de la uva

Son 60 los productores que se agruparon en la Cooperativa de Viñateros de Cerro Negro (Covicen) para terminar con los bajos precios de venta que han obtenido durante años. Hoy cuentan con terreno para acopio y buenas herramientas para fortalecer su competencia.

Si hay un problema que se ha transformado en histórico para los viñateros de Quillón, éste es sin duda el precio de venta de la uva, cuyo bajo valor mantuvo siempre en la palestra a los productores, a raíz de las movilizaciones y manifestaciones que protagonizaron buscando una salida.

Sin embargo, dicha solución la tuvieron siempre a la mano y hoy es una realidad. La unión hace la fuerza dijeron y fue así como se agruparon 60 productores de vid para formar la Cooperativa de Viñateros de Cerro Negro (Covicen), cuya función es fortalecer a los pequeños productores para generar una competencia más emparejada y aumentar el precio de venta de la uva.

“Los productores de Quillón han dado un ejemplo de cómo abordar el precio de la uva. Este es un negocio que año a año ha generado crisis en el Valle del Itata y en Quillón específicamente, y ellos asumieron el rol de unirse para poder negociar con la gran empresa. Esto ha permitido que el precio de la uva se mejore y junto con eso, como municipio les hemos ayudado entregando un terreno en comodato y también los hemos dirigido en diversos proyectos para que fortalezcan aún más su cooperativa”, indicó  Osvaldo Alcayaga, jefe de la Oficina de Desarrollo Económico Local (Odel) de Quillón.

UN CENTRO DE ACOPIO PROPIO

La formación de Covicen generó la necesidad de contar con un centro de acopio de uva propio, donde llegan los campesinos de diversos sectores de la comuna a vender su producción. Para lograrlo, la Municipalidad le traspasó la vieja escuela El Arenal, donde ya instalaron una oficina, romana para camiones y una rampla de pesaje para bins contenedores de uva.

“En el centro de acopio, nosotros hacemos un trabajo más de gestión de compra de la uva y venta a las empresas directamente. Los productores llegan acá en sus camionetas, con sus cajones plásticos, dejan la uva en nuestros camiones y nosotros la comercializamos posteriormente. Luego de eso, revisamos las facturas, regulamos los dineros y le pagamos al agricultor”, explicó Carlos Valenzuela, gerente técnico de Covicen.

La Covicen fue creada el año pasado, generando una venta no menor de 2 millones 700 mil kilos de uva. No obstante, para esta temporada y con todos los avances que han logrado, se han propuesto una meta bastante ambiciosa de 5 millones de kilos, algo que tiene muy contentos a los productores del Valle del Sol.

“Hemos tenido muchos beneficios, en lo personal a mí me queda mucho más cerca, lo que me permite ahorrar en combustible. Y en lo comercial, la cooperativa ha hecho subir mucho el precio de la uva, lo que quiere decir que nos vamos a salvar. Nosotros tenemos un costo muy alto de producción, por sobre los 100 pesos, entonces necesitamos que el kilo se venda sobre ese precio”, manifestó Ramón Carrasco, productor viñatero de El Arenal.

Tres son los tipos de uva que se producen principalmente en Quillón. La moscatel, que tiene su precio por kilo sobre los 155; la corinto que se ha valorado en 125 y la país, que está al mismo precio. Cabe destacar que gracias al funcionamiento de la Covicen, se estima que para este año las ganancias obtenidas de la vendimia superarán en más de un 50% las de años anteriores.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: