Región

Seremi de Salud aumentó fiscalización a productos del mar en la región al comparar el período de enero y febrero 2018 y 2019

Un incremento del 10% en las fiscalizaciones de productos del mar durante la temporada estival registró la SEREMI de Salud del Biobío, al comparar enero – febrero 2018 y 2019, pasando de 203 a 224 fiscalizaciones. En tanto, los sumarios disminuyeron de 11 a 4 en igual período de tiempo.

El proceso de control estuvo a cargo de la Unidad de Seguridad Alimentaria y tuvo como objetivo principal prevenir, eliminar o reducir la aparición de enfermedades transmitidas por alimentos ETA e intoxicaciones alimentarias; con énfasis en la inspección a lugares de distribución mayorista y locales de venta directa al público (instalaciones y puestos de venta)

“Durante la temporada estival, donde se produce un aumento de consumo de productos del mar, el trabajo de la Autoridad Sanitaria se centra en vigilar temperatura de pescados y  mariscos durante toda la cadena de distribución y expendio; verificación de condiciones de transporte, tanto en los puntos de desembarco como en los de distribución mayorista; control sobre cumplimiento de condiciones de higiene y condiciones organolépticas de los productos del mar; buenas prácticas de higiene en locales de expendio de platos preparados, entre otros”, declaró el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz.

Fiscalizaciones y Sumarios

Durante enero y febrero de 2018 se realizaron 203 fiscalizaciones, 96 en la provincia de Concepción, 58 en Arauco y 49 en Biobío; que dieron origen a 11 sumarios sanitarios, 8 concentrados en la provincia de Concepción y 3 en Arauco.

Durante enero y febrero de 2019, en tanto, se realizaron 224 fiscalizaciones, 103 en la provincia de Concepción, 61 en Arauco y 60 en Biobío, que han dado inicio a 4 sumarios, 3 en Concepción y 1 en Arauco.

2018 2019
fiscalizaciones sumarios fiscalizaciones sumarios
Prov. Arauco 58 3 61 1
Prov. Biobío 49 0 60 0
Prov. Concepción 96 8 103 3
Total 203 11 224 4

 

“Las causales de sumarios del presente año dicen relación con pérdida de cadena de frío y productos en mal estado, los cuales fueron decomisados y desnaturalizados”, agregó la principal de Autoridad Sanitaria.

Medidas de Prevención

Dentro de las medidas de prevención en la manipulación destacan el consumo de mariscos hervidos, a lo menos 5 minutos; refrigerar los mariscos y pescados hasta que se cocinen, sin mezclarlos con otros alimentos a objeto de evitar la contaminación cruzada; comprender que el jugo de limón no sirve para cocer los mariscos; y que si se consumen fuera del hogar, es preciso hacerlo en lugares establecidos y autorizados por la autoridad sanitaria.

Estas recomendaciones, más la higiene de las personas, principalmente el lavado de manos; la higiene de los alimentos, en su almacenamiento, preparación y consumo; la higiene del medioambiente, del agua y la disposición de excretas, disminuyen los factores de riesgo de enfermedades.

“Respecto al expendio de alimentos verificamos el cumplimiento de la normativa, lo que implica que la venta debe realizarse conservando la temperatura de los productos a menos de 5º C y expendidos en buenas condiciones organolépticas; mientras que, en los locales de elaboración, nuestro trabajo se orienta a verificar que los establecimientos cuenten con autorización sanitaria y con las condiciones mínimas según el reglamento sanitario de los alimentos; además, que los platos elaborados estén debidamente cocidos y las materias primas utilizadas justifiquen una procedencia conocida;  asegurando la conservación de la cadena de frío en el almacenaje, además de evaluar un sistema de control de calidad denominado buenas prácticas de manufactura”, declaró el Encargado Regional de la Unidad de Seguridad Alimentaria, Lino Alarcón.

Adicionalmente verificamos las condiciones de transporte, y fortalecemos la promoción y educación a los habitantes.

”Las medidas de control que adoptamos deben estar respaldadas por el mayor control social, que lo constituye la propia familia y su accionar responsable en el consumo de alimentos; así como también por la conducta ética de quienes tienen la responsabilidad de elaborar, distribuir, transportar y expender productos del mar. Ello y la adopción de medidas de autocuidado permitirán eliminar o disminuir los casos de gastroenteritis por Vibro parahaemolyticus”, agregó Alarcón.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: